30 enero, 2021 Asesoría Laboral

El proyecto para reducir la jornada laboral a cuatro días se aplicará durante tres años en varias empresas

El proyecto para reducir la jornada laboral a cuatro días se aplicará durante tres años en varias empresas.

El portavoz de Más País, Íñigo Errejon, ha detallado sobre el proyecto de reducción de la jornada laboral a cuatro días que se probará en varias empresas durante tres años con un presupuesto de 50 millones de euros que destinarán a que estas no tengan gastos derivados de la implementación del proyecto piloto.

En declaraciones a ‘TVE’, recogidas por Europa Press, ha avanzado que la próxima semana se reunirán con el Ministerio de Industria, «que previsiblemente llevará el proyecto piloto», y ha explicado que será necesario llevar a cabo un estudio para el que cuentan con gente «perfectamente competente en las universidades públicas», según ha asegurado, para seleccionar los sectores en los que lo probarán.

Los expertos, pesimistas con la jornada de cuatro días por la debilidad del mercado laboral.

«No se puede implementar por igual ni con el mismo ritmo», ha añadido, al tiempo que ha detallado que los fondos que destinarán a estas empresas para llevar a cabo el proyecto se irá reduciendo progresivamente «en la medida que las empresas hayan ido implementando los cambios para que esto sea posible», ha explicado.

Además, ha señalado que el objetivo es que «el aumento de la productividad vaya financiado la propia reducción de la jornada laboral» para que, de esta forma, «se financie sola».

Errejón ha asegurado que hay muchos países que lo han ido probando, al igual que grandes empresas porque, en su opinión, «no es verdad que un trabajador atornillado a la silla sea más productivo» y cree que «a veces reducir las horas permite trabajar en mejores condiciones y ser más productivos».

Ha insistido que, al igual que España fue pionera con la implementación de la jornada de ocho horas, esta reducción de la jornada laboral supondrá «volver a ser punteros en una transformación de la economía puesta al servicio de la vida». Así, ha hecho hincapié en que el proyecto tiene «grandes beneficios» para la vida, para reducir el impacto ambiental y para la salud.

Las negociaciones

Preguntado por las negociaciones con el Gobierno, ha reconocido que no estaba de acuerdo con el decreto de los fondos europeos «porque no parece que facilite que el grueso de los fondos europeos vaya para las grandes empresas en lugar de para las pequeñas, que son quienes van más a necesitar la reconstrucción, la ayuda y la transformación», ha argumentado.

Así, ha añadido que no tenían intención de apoyarlo porque el Gobierno «está informando antes a Bruselas o, en algunos casos, a las grandes consultoras, antes que al Congreso que es el que le ha elegido». «Así que dijimos que las cosas no se hacían así y que no estábamos por la labor», ha apostillado.

Ha criticado que fue el Gobierno, «un poco a última hora», al darse cuenta que era posible que no tuviera los apoyos, cuando inició una negociación con la formación de Errejón, que le planteó la misma medida que no salió adelante con los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque considera que el planteamiento en ese momento se «abrió paso como un auténtico debate social y político en España».

En esta clave, Errejón ha lamentado que haya «gente que dice que es imposible, que la economía se hundiría». «Yo creo que son los mismos que hace años habrían dicho que la jornada laboral de 8 horas era imposible», ha aseverado.

«Todo el mundo sabe que España no va a competir por trabajar más horas, en peores condiciones y con peor regulación. Debemos competir por trabajar mejor», ha concluido.

Fuente: El Economista