13 marzo, 2021 Asesoría Laboral

Salario emocional 4.0, la transformación de la retención del talento

Salario emocional 4.0, la transformación de la retención del talento.

En la era de la transformación digital, asociada a la nueva cultura organizacional y al crecimiento empresarial dentro de un mercado globalizado y exigente de máxima competencia, las organizaciones se enfrentan a enérgicos cambios en su entorno a través de su capital más importante: las personas.

El desarrollo de la carrera profesional ocupa, “en el mejor de los casos”, un tercio de nuestro tiempo vital, esta inversión a cambio únicamente de una compensación económica ya no es suficiente. Existe una brecha real entre la retribución económica que obtenemos y la implicación personal que ofrecemos. Ese espacio entre ambas es emocional.

Es necesario encontrar un equilibrio entre la parte económica y otros factores que aporten satisfacción a lo que hacemos. Es decir, facilitar y alimentar desde la cultura de empresa los valores que hacen a la organización un lugar donde las personas encuentren el camino a la búsqueda de la excelencia en el trabajo, la proactividad, el crecimiento personal, el sentimiento de pertenencia y la proyección profesional.

Depurar esa separación para identificar qué beneficios emocionales necesitan los trabajadores debe ser una tarea organizada a través de las direcciones de recursos humanos; el objetivo es triple: construir un clima laboral proactivo, mantener la motivación y retener talento para consolidar una cultura de empresa. Por otra parte, es evidente que medir beneficios puramente emocionales requerirá de un acercamiento al conocimiento de las personas dentro de la organización.

Las fórmulas sobre flexibilidad horaria, acceso a la formación continua y planes de carrera o días libres como recompensa por esfuerzo ya se utilizan. Por ello, en muchas organizaciones se hace necesario seguir trabajando en el entorno emocional de los empleados para encontrar nuevas fórmulas que aporten un extra de satisfacción, cuando el objetivo se centra en encontrar un equilibrio entre el salario económico y el beneficio emocional.

La innovación a través de nuevas influencias emocionales es clave para lograr la retención del talento, sobre todo en sectores donde el concepto del salario económico ya se ha transformado, al igual que nuestra manera de vivir y de trabajar, y su estructura básica requiere de un complemento emocional. Se trata de un añadido que satisfaga la necesidad de encontrar otro tipo de compensaciones que nos influyan en las decisiones que tomamos sobre el entorno laboral que buscamos. Esa innovación también tiene aplicación en el campo de las personas, como estrategia indispensable en el crecimiento de las organizaciones. I+D+i de las personas.

El desarrollo de la conexión emocional para generar y mantener cultura empresarial a través del conocimiento de las personas es el nuevo reto de los recursos humanos. Según Elvira Cano, abogada asociada del área laboral de LABE Abogados, los nuevos factores a tener en cuenta para definir el salario emocional de nueva generación deben enfocarse a novedosos protocolos para la desconexión digital, planes de coaching empresarial enfocados al entrenamiento de equipos para desarrollar habilidades y aptitudes que maximicen el potencial de las personas, planes de asistencia psicológica que estén diseñados para apoyar el rendimiento y el bienestar en el lugar de trabajo o incluso planes de asesoría legal, de asistencia y asesoramiento a los empleados.

El protocolo de desconexión digital o “descanso digital” deberá definir tanto las acciones de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas utilizadas en el trabajo, como las acciones formativas necesarias para garantizar el descanso y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral una vez finalizada la jornada. Es el respeto al tiempo de descanso, permisos y vacaciones.

Los planes de coaching mejoran el desempeño y rendimiento de los equipos de trabajo. Estas técnicas definen los objetivos a cumplir y facilitan las herramientas para conseguirlo, mejoran el rendimiento y los resultados y son motivadores.

Los beneficios de ofrecer asistencia psicológica pueden resultar estratégicos a la hora de prevenir situaciones desfavorables como el estrés o la ansiedad que pueden derivarse de entornos de alta exigencia o gran volumen de trabajo y ayudan a proteger el bienestar psicológico del trabajador. Al igual que facilitar protección jurídica frente a cualquier problema legal tanto personal como familiar que cubra otros aspectos de la esfera emocional.

Por tanto, la implementación de nuevas fórmulas orientadas a redefinir el salario emocional a través de los nuevos factores que se van generando, supondrá efectivamente, una verdadera ventaja competitiva para la empresa en la carrera por la retención del talento.

LABE Abogados es una firma en la que se ofrecen servicios jurídicos y de consultoría 360º tendentes a asegurar el crecimiento de sus clientes y a aportar soluciones legales precisas. LABE cuenta con un área especializada en gestión de recursos humanos en la que te podrán asesorar sobre las diferentes fórmulas aplicables para la captación y retención del talento, siendo expertos en los sectores más exigentes y punteros en este ámbito como lo son la industria farmacéutica o automovilística.

Fuente: Cinco Días